ESTADOS

Con caravanas y desfiles, así se vivió el Día del Niño en Coatza

Los maestros salieron a las calles de Coatzacoalcos para celebrar el Día del Niño a la distancia, a causa de pandemia de la covid-19

  • Fluvio Cesar Martínez / Corresponsal
  • 30/04/2021
  • 16:06 hrs
  • Escuchar
Con caravanas y desfiles, así se vivió el Día del Niño en Coatza
En el malecón costero se observaron largas filas de automóviles y camionetas adornadas con globos y cartulinas para celebrar el Día del Niño.

COATZACOALCOS, VER.- Por segundo año consecutivo el día del Niño se festejó en medio de la pandemia del covid-19. Las niñas y los niños no pudieron celebrar y divertirse a lado de sus compañeros de clases.

Sin embargo, los maestros y directivos de las instituciones educativas de Coatzacoalcos se las ingeniaron para no dejar pasar este día, que representa alegría para los reyes del hogar.

Caravanas, desfiles y entrega de regalos a distancia formaron parte de este día, en el que las sonrisas estuvieron presentes.

En el malecón costero se observaron largas filas de automóviles y camionetas adornadas con globos y cartulinas, los niños viajaron disfrazados de superhéroes o personajes animados, bailando al ritmo de las canciones que se escuchaban desde una bocina al frente.

Gritos, porras y hasta mensajes de alegría se escucharon en estas comparsas, que desde el 2020 se hicieron más frecuentes con la llegada del coronavirus, que impide estar cerca unos de otros.

"Queremos que los niños tengan un gran día y por eso nos organizamos para celebrarlo sin ponerlos en riesgo", dijo una de las maestra del nivel preescolar.

En otra institución particular, el Jardín de Niños "María Montessori", las maestras citaron a los niños en carro o a pie en la entrada de la institución, ubicada en el fraccionamiento Puerto Esmeralda, para entregarles un obsequio y regalos con sana distancia. A cada menor que llegaba le lanzaron una porra para demostrarles su cariño, lo que provocó rostros de emoción y alegría en cada uno de los pequeños.

Las maestras disfrazadas de princesas y heroínas, portaron globos y arreglos multicoloridos que llamaban la atención hasta de los adultos, algo que seguro quedará guardado en el corazón de los niños por muchos años.

Sin duda, es un segundo año diferente en el que la pandemia obligó a cambiar las formas de festejar el Día del Niño y la Niña.

ac