ESTADOS

¿Compras al coyote? Productores de ajo buscan clientes en Xalapa

Antes de la pandemia el kilo de ajo se vendía hasta en 400 pesos, ahora cuesta 50, por eso los campesinos de Tlacolulan buscan sortear el coyotaje

  • CARLOS CAICEROS/ CORRESPONSAL
  • 14/04/2021
  • 16:21 hrs
  • Escuchar
¿Compras al coyote? Productores de ajo buscan clientes en Xalapa
Productores de ajo venden su producto directamente a los consumidores en avenida Villahermosa de la ciudad de Xalapa.

Cristina Guzmán García pertenece a una familia de productores de ajo en el municipio de Tlacolulan. Ella afirma que la pandemia mermó sus ingresos y los obligó a trasladarse por su cuenta para ofertar sus cultivos en Xalapa.

La joven de 20 años, junto con sus hermano y sobrinos, coinciden en que los productores están atrapados entre el coyotaje agrícola.

Luego de instalarse en la avenida Villahermosa de Xalapa, junto a la Escuela Normal Veracruzana, menciona que ofertan un kilogramo de ajo en 50 pesos, cuando en cualquier mercado llega a ofrecerse hasta en 150 pesos.

"Vendemos ajo de 50 y 70 pesos, de primera calidad; esperamos que los compradores puedan apoyarnos."

La familia tiene 7 años dedicándose al cultivo de ajo, sin embargo, aseguran que la contingencia sanitaria del covid-19 los tiene en crisis y por eso tienen que buscar compradores.

Juan Daniel García, de 16 años y su hermano Joaquín, de 12 años, explican que antes de la pandemia el kilo de ajo llegó a venderse en 400 pesos.

"La pandemia nos vino a echar para abajo las ventas; antes esto se pagaba bien y desde el año pasado se fue para abajo. Anteriormente se vendía hasta 400 pesos el kilogramo y ahora bajó, entre 50 a 100 pesos", dijo Juan Daniel.

Por su parte, el joven de 22 años Carlos Guzmán Andrade mencionó que este miércoles, junto con otra decena de productores de Tlacolulan, tuvieron que trasladarse para que su cosecha no se eche a perder.

Además, buscan librar a los revendedores o intermediarios, quienes adquieren el cultivo al mayoreo para quedarse con las ganancias por un año de trabajo de los campesinos.

Carlos menciona que en el municipio tienen pequeñas parcelas para cultivo, pues sólo una vez al año lo cosechan y generan ganancias.

"Se genera un poco de ganancia; aunque en otros lados se encarece más. Nosotros somos integrantes de una familia que busca salir adelante", mencionó.