ESTADOS

Claves en caso Jonathan Niño, muerto por bala de policía en Veracruz

La versión oficial: el joven evitó detenerse cuando la una patrulla le marcó el alto, para una revisión y al perseguirlo perdió el control de su moto

  • VÍCTOR M. TORIZ
  • 04/07/2020
  • 19:56 hrs
  • Escuchar
Claves en caso Jonathan Niño, muerto por bala de policía en Veracruz

Veracruz, Ver.- En la muerte de Jonathan Niño Flores su familia solo tiene certeza de una cosa, que ocurrió por una bala que fue disparada por el arma de un policía en una persecución en el fraccionamiento Colinas de Santa Fe.

La versión oficial fue que el joven evitó detenerse cuando la una patrulla le marcó el alto, para una revisión de rutina, al perseguirlo perdió el control de su motocicleta cuando cruzaba por un tope y cayó al pavimento.

Supuestamente policías navales, estatales y municipales trataron de auxiliarlo para proceder a revisarlo y en las maniobras a uno de los agentes se le disparó "por error" el arma de cargo.

Los familiares rechazan lo referido por autoridades y afirman que el ataque a Jonathan fue un homicidio que se suma a una serie de abusos cometidos por policías en el país.

1.- ¿Qué hacía Jonathan en Colinas de Santa Fe?

De acuerdo con testimonio de los familiares, Jonathan Niño Flores se encontraba en el fraccionamiento Colinas de Santa Fe para dejar a su novia, quien horas antes lo acompañó a una consulta médica.

Ese día, el joven de 27 años de edad pidió permiso en la empresa gasera en la que trabajaba como operador de una pipa, para acudir a una revisión médica en un consultorio particular, debido a malestares que presentaba en vías respiratorias.

Vecinos del fraccionamiento lo conocían porque durante dos años fue el responsable de entregar gas doméstico en la zona, ubicada en la parte norte de la ciudad, por lo que no era raro que transitara en ese fraccionamiento.

Residentes que fueron consultados en las inmediaciones del lugar donde ocurrieron los hechos, confirmaron que lo identificaron de inmediato, aunque no tenían una relación cercana con él, varios refirieron que incluso tenían su teléfono personal para solicitar su servicio cuando lo requerían.

2.- Se desconoce motivo de la persecución

El comandante de la Policía Municipal, Jorge Miguel Rodríguez, dio a conocer que el reporte oficial que elaboraron los policías que estuvieron presentes durante los hechos ocurridos el 1 de julio en el fraccionamiento Colinas de Santa Fe, señala que la persecución se inició al detectar una acción evasiva del joven Jonathan Niño Flores durante un patrullaje.

El funcionario dijo que los agentes en la patrulla P117 marcaron el alto a Jonathan para una revisión de rutina porque detectaron una falta o algo sospechoso con la motocicleta que conducía, pero él se negó y huyó.

Aunque no pudo precisar cuál fue la primera causa que llamó la atención de los policías para marcar el alto al joven, añadió que pudo ser por no traer el casco puesto, pese a que en la patrulla no se encontraba ninguna autoridad vial, facultada para realizar infracciones por tal falta.

"Creo que tuvo acciones evasivas, le hicieron el alto para una revisión de rutina y no quiso y ese fue el tema, le hicieron el alto, a lo mejor no traía casco o algún tema por el estilo y la acción evasiva llamó la atención".

Por su parte, Marco Antonio Niño, padre del joven, aseveró que las autoridades no pudieron dar una explicación a los familiares sobre el motivo de la persecución que terminó con resultados fatales para Jonathan.

3.- Vecinos fueron los primeros en auxiliarlo

Aunque la versión oficial fue que los policías fueron los primeros en auxiliar al joven Jonathan Niño Flores, de acuerdo con testimonios el joven Jonathan fue atendido por vecinos de la calle San Luciano.

Uno de los testimonios narra que solo un elemento policiaco se mantuvo a lado del joven haciendo presión sobre la herida de bala que ingresó por su espalda, a la altura de los hombres.

El resto de los policías se dedicó a dispersar a las personas que se encontraban en el sitio, mientras decían que se trataba de un ladrón y que el disparo había sido por "error".

La propietaria de la vivienda en cuyo patio cayó el cuerpo de Jonathan se mantuvo a lado suyo hasta que arribó la Cruz Roja para dar los primeros auxilios y trasladarlo a la clínica del IMSS.

La mujer relató que no vio el momento y la forma en la que ocurrieron los hechos, pero al escuchar el balazo y mirar por la ventana reconoció el rostro de la persona herida, ya que era quien suministraba el servicio de gas en el fraccionamiento.

Por humanidad salió a auxiliarlo, le ofreció agua y se mantuvo al pendiente de él para mantenerlo consiente, junto con otra persona que caminaba en ese momento por el lugar, señaló.

En vídeos en propiedad de la familia del joven, se muestra a la mujer y a un policía atendiendo a Jonathan por la herida de bala.

4.- Dos años de prisión preventiva a policía Municipal responsable de disparar

El elemento de la Policía Municipal que disparó al joven Jonathan Niño Flores cuando intentaban detenerlo en el fraccionamiento Colinas de Santa Fe, fue vinculado a proceso por el delito de homicidio.

En la audiencia, el juez concedió el plazo de dos años de prisión preventiva como medida cautelar en tanto se resuelve su juicio en su contra, confirmaron autoridades municipales.

El Policía Municipal responsable del disparo que más tarde mató al joven, se puso a disposición de la Fiscalía General del Estado (FGE) luego de los hechos.

Autoridades del Ayuntamiento de Veracruz informaron que no se daría de baja al policía, en tanto no se diera una determinación sobre su responsabilidad premeditada en los hechos.

El agente municipal se encontraba realizando labores de patrullaje en compañía de elementos de la Policía Estatal y Policía Naval, como parte del mando mixto que presta servicios de policía preventiva en la ciudad de Veracruz.

5.- Familia denuncia inconsistencias y amenazas

Marco Antonio Niño Hernández recibió la llamada de uno de los compañeros de trabajo de Jonathan, quien le rápidamente le contó lo sucedido y le dijo que su hijo se encontraba grave en el Hospital del IMSS de Cuauhtémoc.

No alcanzó a verlo, cuando llegó ya había muerto. Pero asegura que logró ingresar al Área de Urgencias, en donde el primer reporte que recibió fue que Jonathan tenía tres disparos en la espalda.

Más tarde el reporte fue corregido y le informaron que solo se había tratado de una bala, pero que fue letal por causar daños en el pulmón.

Marco Antonio dijo que en ese momento fue abordado por personas que se presentaron como funcionarios de la Policía, quienes le ofrecieron apoyo para cubrir los gastos funerarios, lo que le hizo dudar de la versión de un accidente.

Irene Flores, madre de Jonathan, aseguró que el reporte médico que se entregó en un inicio detalla que su hijo murió por tres disparos que le dañaron el pulmón, el corazón y el hombro.

Debido a que la funeraria retuvo la documentación, no habían podido acreditar tal versión, para presentarla como prueba ante la Fiscalía General del Estado, que realiza las investigaciones.

Al buscar reunir a testigos oculares de los hechos en el fraccionamiento Colinas de Santa Fe, no han encontrado respuesta positiva de los vecinos, ya que aseguran que fueron amenazados para no presentarse a declarar.

La familia desconoce hasta ahora cual fue el motivo por el que inició la persecución en contra de su hijo, quien no portaba armas o alguna sustancia prohibida que pudo motivar una detención.

Para los padres, las inconsistencias encontradas hacen presumir que la policía incurrió en un uso excesivo de la fuerza para intentar detener de manera arbitraria a Jonathan.

6.- Piden justicia e indeminización

Jonathan era padre de dos niños, de 8 y 9 años de edad, que dependían económicamente de los ingresos que obtenía en un empleo como repartidor de gas en una empresa en la que sumaba cuatro años de antigüedad.

Su muerte dejó a los menores huérfanos, por lo que parte de las exigencias de sus familiares es que la autoridad responsable indemnice a los niños para su manutención en los próximos años.

Del mismo modo, exigen que los hechos sean esclarecidos para que se castigue al responsable conforme a la Ley, pues aseguran que el caso de Jonathan muestra un abuso más como el que se ha presentado en otras partes del país por corporaciones policiacas.