ESTADOS

Casi 30% de jarochos sortean la pandemia sin afiliación médica

De acuerdo con los datos del INEGI, más de 200 mil personas de los municipios conurbados no cuentan con seguro médico en ninguna institución

  • MARCELO L. BERMUDEZ
  • 05/02/2021
  • 15:03 hrs
  • Escuchar
Casi 30% de jarochos sortean la pandemia sin afiliación médica

Poco más del 28 por ciento de la población de los municipios Veracruz, Boca del Río y Medellín, los tres municipios principales de la zona conurbada, no cuenta con ningún tipo de afiliación a una institución médica durante la pandemia de covid-19.

De acuerdo con los datos obtenidos del Censo Nacional de Población y Vivienda 2020 del INEGI, el 28.02 por ciento de las personas no tiene atención médica en instituciones como IMSS, ISSSTE o en hospitales de PEMEX.

Según los datos actualizados, entre los 3 municipios suman 846 mil 961 habitantes, de los cuales 237 mil 380 no cuentan con servicio médico.

En el municipio de Boca del Río, que tiene 144 mil 550 habitantes, 67 mil 570 personas se encuentran afiliadas a los servicios del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Asimismo, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) cuenta con 10 mil 874 afiliados en el municipio boqueño, mientras que el ISSSTE estatal de Veracruz, suma 291 derechohabientes.

En conjunto, los servicios médiso de PEMEX, la Secretaría de la Defensa Nacional y Secretaría de Marina dan servicio a 8 mil 268 personas, las cuales se distribuyen entre trabajadores, miembros activos de estas instituciones y sus familias.

El recién creado Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) afilia a 15 mil 061 personas en Boca del Río, mientras que la el IMSS Bienestar suma 217.

Cinco mil 754 personas están afiliadas a alguna institución médica privada, mientras 916 personas cuentan con seguro médico de otras instituciones sin especificar.

Las personas que no están registradas en ninguna de estas instituciones suman 37 mil 841, lo que corresponde al 26.17 por ciento de la población boqueña.

Veracruz

En el puerto de Veracruz, que en 2020 alcanzó una población total de 607 mil 209 habitantes, el 71.7 por ciento de las personas cuentan con algún tipo de seguro médico, lo que corresponde a 435 mil 406 personas.

Los derechohabientes del IMSS en Veracruz suman 316 mil 989 personas, lo cual representa el 72.8 por ciento de todos los afiliados a un servicio de atención médica.

En el ISSSTE existen 33 mil 90 personas afiliadas con derecho a la atención médica, mientras que en el ISSSTE Estatal son 966 registrados.

En los hospitales del Ejército, Marina y Pemex, suman 21  mil 070 afiliados de la ciudad de Veracruz.

El INSABI supera esta cifra por más del doble de afiliados, con 58 mil 786 personas con derecho a atención médica, mientras que el IMSS-Bienestar tiene mil 574 registrados.

Tan solo 6 mil 155 personas de la ciudad cuentan con servicio médico en alguna institución médica privada, mientras 2 mil 747 recibe tratamiento y consulta médica en otro tipo de instituciones no especificadas.

De los jarochos, 84 mil 371 hombres y 86 mil 81 mujeres no cuentan con ningún tipo de afiliación a servicios médicos integrales, por lo que en total son 170 mil 452 habitantes de Veracruz que no son derechohabientes de los hospitales públicos y privados.

Medellín de Bravo

En el municipio de Medellín, que sumó este año 95 mil 202 habitantes, 65 mil 959 personas cuentan con seguro médico en instituciones públicas y privadas, mientras que 29 mil 87 personas no tienen atención médica, lo que representa el 30.55 por ciento de la población total.

 

Al sumar las cifras de los tres municipios, el porcentaje de personas sin protección médica es casi el 30 por ciento de la población total, lo que significa que durante los meses de la pandemia se encuentran en mayor riesgo, al carecer de los servicios básicos de salud y, más aún, de atención especializada.

Asimismo, el riesgo de padecer comorbilidades como diabetes e hipertensión, sin un tratamiento adecuado, es mayor por la falta de un diagnóstico adecuado, por lo que este segmento de la población corre el peligro de contraer un caso grave de covid-19, y no poder ser atendidos de forma adecuada.