ESTADOS

Cara a cara: la disputa interna del PAN por la zona conurbada en 2021

La zona metropolitana de Veracruz, Boca del Río y Medellín de Bravo se convirtió en uno de los bastiones más importantes que el PAN buscará conservar en el 2021

  • VÍCTOR M. TORIZ
  • 14/10/2020
  • 22:57 hrs
  • Escuchar
Cara a cara: la disputa interna del PAN por la zona conurbada en 2021

La defensa de las alcaldías en uno de los bastiones electoral más importantes del Partido Acción Nacional (PAN) en el estado de Veracruz, se disputará entre militantes que actualmente ocupan un cargo legislativo, tanto en Veracruz como en Boca del Río; solo en Medellín de Bravo es un funcionario municipal quien se impulsa como el virtual aspirante.

En todos los casos se someterá a un proceso electoral interno aún sin definirse, pero que desde ahora, de forma mediática, se ha dejado entrever ríspido.

En el puerto de Veracruz la disputa por la candidatura será entre los dos grupos políticos que conviven en el PAN.

El primero al frente de la dirigencia estatal del partido y quien tiene entre sus principales activos políticos al Senador Julen Rementería del Puerto.

El otro grupo está integrado por la corriente del exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares, que actualmente cuenta con la presidencia municipal del puerto de Veracruz y tiene entre sus principales activos al alcalde Fernando Yunes Márquez.

Sin embargo, pertenecer a un mismo grupo político no es garantía de un camino libre a la candidatura, en Boca del Río, territorio en el que la administración municipal se concentra en el grupo político de los Yunes, la disputa se ubica al interior.

Lo mismo que en el caso de Medellín de Bravo, en donde el virtual aspirante es impulsado por el grupo al frente de la dirigencia estatal con un cargo en el Ayuntamiento, pero que al no ser originario del municipio ha encontrado resistencia en panistas arraigados al lugar, como el exalcalde Luis Pérez.

VERACRUZ

María Josefina Gamboa Torales

Actualmente diputada local en su segundo periodo legislativo, es una de las personas cercanas al exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares.

Antes de llegar a la legislatura del Estado colaboró como directora del Instituto Municipal de las Mujeres en Boca del Río, durante el gobierno de Miguel Ángel Yunes Márquez.

Su llegara a la función pública se construyó con una carrera en medios de comunicación, desde donde lanzó críticas a los gobiernos priistas de Fidel Herrera Beltrán y posteriormente de Javier Duarte de Ochoa.

Durante el gobierno de dos años del exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares, participó en favor de iniciativas enviadas por el exmandatario al Congreso del Estado; ya con el gobierno de la 4T ha encabezado la oposición de Acción Nacional e incluso la resistencia dentro del mismo partido.

Durante la pandemia de covid-19, en la ciudad de Veracruz impulsa un programa denominado "La papa en tu colonia", que consiste en la entrega de comida en colonias populares afectadas por la crisis.

La legisladora es quien participa, con otras mujeres, en la elaboración y entrega de las raciones de comida, acción que difunde en sus redes sociales.

Indira Rosales San Román

Indira Rosales San Román es actualmente la militante panista del grupo liderado por el Clan Yunes que ostenta el cargo de mayor rango en la función pública, como Senadora de la República, puesto al que llegó por la vía plurinominal.

Se le identifica como una persona cercana a este grupo, ya que –sin carrera política previa- participó como titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en el gobierno de dos años de Miguel Ángel Yunes Linares.

Fue clave en las políticas de asistencia social que implementó el gobierno del panista, pero al mismo tiempo recibió críticas y señalamientos de funcionarios del actual gobierno morenista, por su presunta participación en el uso de recursos públicos con fines electorales.

El 2 de abril, el titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Guillermo Fernández Sánchez, presentó una denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE), por la renta irregular de vehículos para el uso de programas sociales estatales que, advirtió, podría alcanzar a la Senadora.

Se hizo una simulación de una licitación nacional por 55 millones de pesos para la renta de los automóviles, pues al hacerla pública solamente se tuvo el registro de una empresa a la que se le asignaron los contratos, cuando por lo menos debieron de registrar a tres posibles proveedores, no se dio control de gastos y del uso de los carros, como lo marca la Ley de Obras y Servicios.

Actualmente, la Senadora participa en la entrega de apoyos y despensas a grupos vulnerables en el puerto de Veracruz, sus actividades, lejos del recinto de la Cámara Alta, son promocionados en sus cuentas de redes sociales.

Bingen Rementería Molina

Diputado local, es hijo del exalcalde y Senador de la República, Julen Rementería del Puerto; además del parentesco que comparte con el legislador federal también forma parte del grupo político que encabeza la dirigencia estatal del PAN.

Bingen Rementería cursa su segundo periodo legislativo en el Congreso del Estado, cargo al que llegó desde las elecciones del 2016, para encabezar la primera legislatura local con mayoría panista.

Durante el gobierno de dos años de Miguel Ángel Yunes Linares fue aliado de las iniciativas y propuestas enviadas por el entonces gobernador al Congreso de Veracruz.

Ya en el gobierno de la 4T sus participaciones en tribuna muestras criticas al actual gobierno.

Durante la pandemia de covid-19, Bingen Rementería realizó diversas acciones de asistencia social en los municipios de su distrito, que al igual que sus compañeras de partido, no se encuentran en las atribuciones legislativas.

Algunas de estas fue la donación de material de protección a personal del sector salud, la entrega de pantallas a familias con niños para que tomaran clases en línea y la donación de su salario para personas desempleadas por el covid.

En todos los casos el legislador difundió en sus redes sociales y medios de comunicación la entrega de este tipo de apoyos.

BOCA DEL RÍO

Juan Manuel de Unanue Abascal

En las elecciones locales del 2018, Juan Manuel de Unanue Abascal se perfilaba como candidato natural a la alcaldía de Boca del Río, sin embargo, los enroques del grupo encabezado por el exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares, lo mantuvieron en la legislatura local.

En su lugar, el candidato designado ese año fue Humberto Alonso Morelli, quien eventualmente ganó la alcaldía y con quien, cercanos suyos, afirman que no tiene una buena relación.

Unanue Abascal inició su trayectoria en la función pública –de manera formal- con como director de Desarrollo Social en la administración de Miguel Ángel Yunes Márquez en Boca del Río, tras varios años de militar en el partido y participar como operador político.

Su posición en el Ayuntamiento y cercanía con el entonces alcalde, le permitió fortalecer un capital político en colonias clave de la ciudad, que lo llevó a la diputación local por el distrito de Boca del Río, cuya jurisdicción incluye los municipios de Alvarado, Acula, Ignacio de la Llave y Tlalixcoyan.

En la legislatura local figuró como contrapeso de los grupos opositores al gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, como parte de la Comisión Permanente, así como de la comisión de Vigilancia, que observó desvíos en la administración de Javier Duarte de Ochoa y a la que, más tarde, se le acusó de proteger a funcionarios afines al régimen panista.

Pese a lo anterior no existe ningún tipo de señalamiento irregular en su contra, participó en las votaciones del 2018 y logró mantenerse en un segundo periodo en la legislatura local como diputado de distrito de Boca del Río, en cuya jurisdicción realiza labores de asistencia social, además de mantener un acercamiento permanente con líderes de sectores y cámaras empresariales, principalmente de la zona conurbada.

En momentos claves se ha pronunciado en contra de acciones promovidas por la fracción parlamentaria de Morena, así como de iniciativas enviadas por el gobernador Cuitláhuac García Jiménez.

Sin embargo, dentro de su grupo político se le observa distante al presidente municipal Humberto Alonso Morelli, quien, a diferencia de lo ocurrido en el municipio de Veracruz y Medellín, pocas veces lo invita a las actividades oficiales organizadas por el municipio.

Hasta ahora, no existe algún otro aspirante que pueda generar algún contrapeso a su eventual postulación, sin embargo, la decisión del presidente municipal como militante del partido podría jugar en su contra en un proceso electoral interno.

MEDELLÍN

Gabriel Cárdenas Guízar

Gabriel Cárdenas Guízar se integró al gobierno municipal de Medellín de Bravo con la llegada de Hipólito Deschamps Espino Barros a la alcaldía, quien es identificado con el grupo político que actualmente encabeza la dirigencia en el Comité Directivo Municipal.

El puesto que le fue designado en el organigrama de Medellín de Bravo es el de Jefe de Gabinete, cargo que no existe en los Ayuntamientos de Veracruz y Boca del Río, y que tampoco existió en el último gobierno municipal de Medellín, también de militancia panista.

Desde este cargo, Gabriel Cárdenas realiza acciones que le permiten mantener una cercanía con los ciudadanos de Medellín, ya que entre otras cosas se mantiene presente en las entregas de apoyos asistenciales e inauguración de obras públicas.

A través de redes sociales ha difundido su participación en actividades de mejoramiento urbano en puntos clave como el fraccionamiento Lagos de Puente Moreno, que concentra el mayor núcleo poblacional del municipio.

Antes de su llegada al Ayuntamiento de Medellín, Cárdenas Guízar fue diputado federal de la LXII legislatura por el distrito electoral de Cosamaloapan.

Su falta de arraigo en el municipio de Medellín desató conflictos internos en el Partido Acción Nacional, que en el último mes provocó la renuncia de al menos 12 militantes, entre ellos el exalcalde Luis Pérez Pérez, quienes acusaron el favoritismo del presidente municipal, Hipólito Deschamps Espino Barros, y uso de recursos públicos en su favor.