ESTADOS

Becarias destapan irregularidades en guardería infantil

Luego de revelar las anomalías, padres de familia se manifestaron frente a la estancia para exigir respuestas

  • REDACCIÓN
  • 15/01/2020
  • 11:39 hrs
  • Escuchar
Becarias destapan irregularidades en guardería infantil

Veracruz, Ver. Madres y padres usuarios de la estancia infantil “Arco Iris”, denunciaron irregularidades dentro del centro infantil, luego que becarias del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, dieran a conocer las faltas que se cometen dentro de la institución, como el hecho que a los pequeños no les dan de comer.

Fue por la tarde del lunes, cuando más de una docena de madres y padres de familia se presentaron al frente de la guardería, exigiendo respuestas de la directora, los ánimos se alteraron al punto de que una patrulla se acercó al lugar, sin embargo, los uniformados se retiraron.

Horas después de la protesta de padres, varios padres y madres de los pequeños, acudieron a las oficinas de la Fiscalía General del Estado en Coatepec, para denunciar las irregularidades cometidas en la estancia infantil.

Entre las anomalías que se denunciaron en la estancia infantil se encuentran la falta de alimentación, a pesar que a los padres se les informa que sí se da de comer; además, la existencia de cucarachas en el lugar, y la falta de expedición de recibos de lo que los padres y madres pagan mes con mes.

Mensualmente les cobran 1,200 pesos, sin embargo, les piden dinero adicional para material de limpieza y otros insumos, por lo que terminan pagando casi 1,500 pesos al mes, afirma la señora Fátima N., madre de uno de los menores.

“Había ciertas cosas que no nos gustaban y se lo externábamos a la maestra Albertina y ella nos daba algunas explicaciones, pero fue hasta que las maestras (becarias del programa) nos comentaron lo ocurrido y explicaron todo que ahora estamos muy inconformes”, comentó anónimamente una de las madres de familia.

Las becarias que dieron a conocer las irregularidades, donde las obligaban a darle de comer poco o nada, y mentir a los padres sobre la alimentación de los menores.

“Una vez les dimos huevo y agua simple, pero la maestra nos obligó a decirle a las madres que ese día los niños habían comido arrocito, pollito con verduras y agua de sabor y eso era una constante”, dijo una de las becarias.

Además, comentaron que, en la parte de arriba de la guardería personas fuman marihuana y el olor baja hasta el piso donde están los niños.

Esto lo reportaron a los supervisores del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, sin embargo, no les hicieron caso, comentan, además, que dos de sus compañeras fueron dadas de baja de forma injusta.