ESTADOS

Banco afín a AMLO, interesado en la reestructuración de deuda en Veracruz

La reestructura incrementaría la deuda en 8 mil millones de pesos

  • ISABEL ORTEGA
  • 09/10/2019
  • 10:23 hrs
  • Escuchar
Banco afín a AMLO, interesado en la reestructuración de deuda en Veracruz
 

Xalapa, Ver. - Diez bancos, entre ellos Banco Azteca, encargado de pagar los programas sociales del gobierno federal, está interesado en apoyar al gobierno de Morena en Veracruz a reestructurar la deuda que heredaron de la administración del panista Miguel Ángel Yunes Linares,

La institución crediticia ligada al empresario Ricardo Salinas Pliego, asesor del presidente Andrés Manuel López Obrador, presentó la carta intención para apoyar a Sefiplan a renegociar pasivos por más de 41 mil millones de pesos.

Ejecutivos participaron en la primera junta aclaratoria de la Secretaría de Finanzas y Planeación en la que se plantearon las condiciones de la deuda estatal y lo que se requiere para renegociar los créditos y generar nuevos contratos de deuda por 20 años.

El pasado 12 de septiembre se lanzaron las bases de la licitación para la reestructuración de los pasivos del Estado, y el 27 de ese mismo mes se realizó la primera junta aclaratoria de las bases, en la que participaron ejecutivos y representantes de los bancos Santander, Banobras, Banamex, Multiva, Banorte, Banco Azteca, Banca Afirme; Scotiabank, y Banco del Bajío.

Banco Azteca se promociona como un banco mexicano fundado en el año 2002 y es una compañía del Grupo Salinas. Cuenta con más de 4 mil sucursales en México, Panamá, Guatemala, Honduras, El Salvador y Perú.

El Banco es el encargado de distribuir los programas sociales del gobierno federal. Cuando se anunció que distribuirá los fondos, se proyectó que llegaría a más de 25 millones de beneficiarios. Se calcula que la institución podría distribuir al menos 292 mil millones de pesos de los programas Jóvenes Construyendo el Futuro, Pensiones Universales para Adultos Mayores y el programa de pensiones para personas con discapacidad, en las 32 entidades federativas.

En enero de este año, el Gobierno federal defendió la contratación de Banco Azteca, con el argumento que cuentan con infraestructura para estar presente en 780 de los 2 mil 500 municipios y abre todos los días de las 9:00 a las 21:00 horas.

El mes pasado, The Wall Street Journal, vinculó a Ricardo Salinas Pliego con el fraude de la planta chatarra Fertinal, ubicada en Lázaro Cárdenas Michoacán, que fue vendida a Petróleos Mexicanos (Pemex) en enero de 2016.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó públicamente que no removería de su consejo asesor empresarial a Ricardo Salinas Pliego, uno de los hombres más ricos de México y amigo personal. A pesar de la denuncia que el empresario se habría beneficiado con una operación fraudulenta de la que se acusa además a Emilio Lozoya y a Alonso Ancira.

La reestructura incrementará la deuda en 8 mmdp

La primera convocatoria que emitió la Sefiplan busca poder contratar uno o varios créditos por 38 mil 790 millones 676 mil pesos que se usarán para liquidar 10 créditos que contrató el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares y el fideicomiso que se creó para administrarlos.

De acuerdo con el monto de la deuda registrada en las bases de licitación, el pasivo actual es de 37 mil 211 millones 977 mil pesos, sin embargo, Morena contrataría pasivos por mil 576 millones de pesos adicionales a lo que se debe.

La propuesta refiere que los créditos se podrán contratar hasta en un periodo de 240 meses, es decir, 20 años. Los préstamos contratados por Yunes Linares se planeaban liquidar en los años 2032, 2035 y 2047, lo que implica que en algunos casos se ampliaría el plazo de pago hasta por 17 años.

De manera adicional, se emitió una segunda convocatoria, para contratar uno o varios créditos que servirán como garantía de pago oportuno por un monto de hasta 5 mil 818 millones de pesos, que se cubrirá en un periodo de 300 meses o 25 años

También se pedirá un crédito adicional por 998 millones de pesos, para crear los fondos de reserva para la contratación de los nuevos créditos y el gasto y costo asociados por la negociación con la banca privada.

Será el próximo 05 de noviembre cuando se dé a conocer el fallo final de la licitación y los bancos que apoyarán al gobierno en la reestructuración de los pasivos heredados por los gobiernos del PRI y el PAN.