ESTADOS

Aumento de residuos plásticos, efecto secundario del #QuedateEnCasa

El aumento de pedidos de comida y despensa, por la contingencia sanitaria, derivó en un retroceso a la ley que buscaba reducir el uso de plásticos

  • MARCELO L. BERMUDEZ
  • 16/05/2020
  • 11:03 hrs
  • Escuchar
Aumento de residuos plásticos, efecto secundario del #QuedateEnCasa

Tras varias semanas de cuarentena y aislamiento en casa, por el avance de la epidemia de covid-19, uno de los negocios que tienen un auge importante, es el la entrega de comida a domicilio, tanto, que algunos restaurantes están contratando repartidores en moto, para ingresar al nuevo mercado.

Sin embargo, el constante ir y venir de paquetes de comida entre restaurantes y domicilios tiene un efecto secundario que hasta hace poco no se había contemplado: la acumulación de residuos de un solo uso.

Generalmente, un pedido de comida enviado por medio de aplicación de teléfono llega al cliente dentro de una bolsa de plástico, además el platillo principal se sirve dentro de un contenedor de poliestireno térmico, y el resto de complementos en pequeños botes que generalmente también vienen dentro de bolsas más pequeñas.

El traslado de un platillo de un restaurante a una casa tarda máximo 30 minutos en llegar, tiempo en que los diversos artículos plásticos en los que se guarda, pierden su vida útil, ya que en cuanto se termina la comida, va a la basura.

A pesar de que algunas empresas claman usar materiales biodegradables, como contenedores fabricados con fibras vegetales, lo cierto es que muchas veces continúan siendo plásticos desechables, con colorantes para hacerse pasar como biodegradables.

Con el aumento del uso de plásticos de un solo uso, se da un paso hacia atrás, luego que el año pasado, el Gobierno del Estado lograra un convenio entre las autoridades ambientales y las empresas Veracruzanas, para reducir el uso de este tipo de plásticos.

Desde julio de 2019, se dio el ultimátum a empresas del ramo de alimentos y tiendas de autoservicio y conveniencia, para que a partir del 1 de enero de 2020, se aplicara la ley que obliga a reducir el uso de estos plásticos.

El primer día del presente año comenzó la disminución en el uso y entrega de bolsas en los supermercados y contenedores plásticos en restaurantes y negocios de comida, tanto, que el 19 de enero los empresarios ya reportaban desplome en ventas por la falta de estos elementos.

Poco a poco, el uso de plásticos y entrega de bolsas se vio disminuido de forma paulatina, y los dueños de comercios acataron la medida, aplazada desde la aprobación de la ley en mayo de 2018, para evitar multas que podían superar los 6 millones de pesos por el incumplimiento.

Sin embargo, debido a la contingencia sanitaria por la pandemia de SARS Cov2, el aumento del uso de plásticos, para envolver alimentos o despensa, da marcha atrás al avance que se había logrado con la ley.

Asimismo, con la masificación del uso de cubrebocas, guantes y caretas plásticas, por parte de la ciudadanía que aún sale a las calles, agrega otro flujo de desechos de plástico, con un nuevo riesgo, debido a que se catalogan como residuos médicos.

Se vuelve primordial para las autoridades ambientales del estado, retomar el curso de la reducción de plásticos desechables, para que la pandemia no tenga efectos devastadores en el medio ambiente, como lo está teniendo en la salud de la población.