ESTADOS

Así fue la disculpa pública de la UV a docente por violencia laboral

En ceremonia oficial, el rector de la Universidad Veracruzana Martin Aguilar Sánchez ofreció disculpas a la docente Remedios Álvarez Santos

  • ISABEL ORTEGA
  • 24/11/2021
  • 11:23 hrs
  • Escuchar
Así fue la disculpa pública de la UV a docente por violencia laboral

XALAPA, VER.- A nombre de la Universidad Veracruzana, el rector Martin Aguilar Sánchez ofreció una disculpa pública a la académica Remedios Álvarez Santos, académica de la Facultad de Filosofía, víctima de violación de sus derechos humanos y violencia laboral.

En la reunión de protocolo, el académico atendió las recomendaciones 50/2019 que emitió la Comisión Estatal de los Derechos Humanos y 61/2021 de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH)

"Estamos aquí reunidos para ofrecer una disculpa pública a la académica de la faculta de Filosofía de la UV que fue víctima de la violación de integración personal, por violencia laboral y violación a sus derechos humanos que causó daños a su honor y reputación".

Este acto, dijo en su discurso, también tiene como finalidad que la comunidad universitaria evite en todo momento la repetición de actos similares aquellos que dieron origen a las recomendaciones.

Destacó que en atención a criterios jurisprudenciales nacionales e internacionales la administración universitaria, cuyos ejes transversales de trabajo son los derechos humanos y la sustentabilidad, llevó a cabo dos reuniones con la académica con el fin de definir los alcances de la disculpa pública.

"La actual administración rectoral reconoce que diversas autoridades universitarias incurrieron en responsabilidad por los hechos acreditados en las recomendaciones", expuso.

Refirió que la disculpa pública es un acto de reconocimiento de la comisión de hechos que nunca debieron darse en la máxima casa de estudios.

"Ya que constituyeron conductas que hunden sus raíces en una cultura de menosprecio y maltrato a la mujer, una cultura que las instituciones de educación superior estamos llamada a combatir a través del cultivo de la inteligencia y la promoción del respeto a los derechos, la dignidad e integridad de las mujeres".

Comentó que la comunidad universitaria deben seguir esforzándonos para construir una cultura de los derechos humanos, una cultura para la paz y un acto institucional que garantice a todas y a todos los universitarios una vida libre de violencia y acorde a la igual dignidad de todas las personas", agregó.

Al hacer uso de la voz, la académica aceptó disculpa pública de parte del rector, a pesar de que no era su obligación, pues correspondía a Sara Ladrón de Guevara, sin embargo, dijo, es muestra de que las cosas van a cambiar en la máxima casas de estudios.

Expuso que en la máxima casa se vivieron ocho años de colusión y omisión relacionados con la violencia, "Un considerable número de mujeres que integramos la comunidad universitaria estamos viviendo aún los remanentes de ocho años de colusión y de omisión al interior de nuestra institución en cuanto a violencia se refiere".

Agradeció porque dijo el hecho "insufla" su espíritu de esperanza y de confianza, creer en nuestra institución educativa es toral para su óptimo funcionamiento, pero debemos reconocer que ello nos concierne a todos y a todas pues somos corresponsables de lo que en ella acaece".

Algunas mujeres han hecho visible la violencia a la que se enfrentan; sin embargo, otras siguen paralizadas por el miedo.

"Me mueve la esperanza de no ver más el miedo reflejado en los cuerpos de aquellos y aquellas a quienes se les ha hecho creer que son débiles, en este mensaje yacen las voces de mujeres que me han expresado relatos de violencia que están viviendo, ellas recuerdan la invisibilización de la que hemos sido objeto, pero también están presentes las mujeres a las que el miedo ha paralizado, las que tienen introyectada la creencia de que carecen de voz y a quienes les digo que vivir sin miedo es vivir en libertad", manifestó.

"Doctor Martín Aguilar Sánchez acepto con beneplácito la disculpa que tuvo a bien expresar, no correspondía a usted hacerlo, en tanto al daño infringido hacia mí se suscitó durante la pasada Rectoría a cargo de Sara Ladrón de Guevara y de sus funcionarios", dijo al dirigirse al Rector de la máxima casa de estudios.

La doctora en Filosofía, Remedios Álvarez Santos pasó 11 años acusando hostilidad, críticas sin fundamento y burlas de un grupo de profesores de la facultad de Filosofía, quienes comenzaron a hostigarla cuando obtuvo una plaza de tiempo completo.

Esos actos derivaron la recomendación 61/2021 de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH). Los profesores Félix Aude Sánchez, Enrique Sánchez Ballesteros, Víctor Rosales Osorno, Angélica Salmerón Jiménez, Vanesa Salas y Ramón López, fueron señalados de hostigar a Remedios Álvarez.

La CNDH pidió la reparación del daño e incluir a Remedios en el Registro Estatal de Víctimas. Mientras que el rector de la UV, Martín Aguilar Sánchez, debía ofrecer una disculpa pública, acto que se dio este miércoles 28 de agosto.