ESTADOS

Alista SS denuncias penales por compras en el Yunismo

Secretario de Salud Roberto Ramos anunció denuncias por la compra de campanas oncológicas inservibles durante la administración de Yunes Linares

  • CARLOS CAICEROS/ CORRESPONSAL
  • 04/12/2019
  • 22:25 hrs
  • Escuchar
Alista SS denuncias penales por compras en el Yunismo

Once meses después de detectar anomalías en la Secretaría de Salud (SS), el titular, Roberto Ramos Alor, denunciará la compra de equipo deficiente para quimioterapia durante la administración de su antecesor, Arturo Irán Suárez Villa, en el gobierno del panista, Miguel Ángel Yunes Linares.

La Silla Rota Veracruz publicó la nota: “Yunes Linares compró equipo oncológico deficiente que puso en riesgo a pacientes” donde se evidenció esta presunta irregularidad, a partir de documentos y contratos oficiales entre la Secretaría de Salud de Veracruz y la empresa Thirf Comercializadora de Capital Variable S.A. de C.V.

En comparecencia ofrecida ante la Comisión Permanente de Salud y Asistencia del Congreso del Estado, llevada a cabo este 4 de diciembre, el secretario Roberto Ramos Alor anunció que formulará denuncias penales contra la citada empresa, proveedora de campanas de flujo laminar, necesarias para la aplicación de las quimioterapias.

En febrero pasado, la SS recibió una lista de bienes "con problemas" en donde se incluyeron equipos deficientes adquiridos por la dependencia en julio de 2018.

La compra de campanas oncológicas durante el mandato de Yunes Linares ascendió a 300 mil pesos, y se reportó dentro de las observaciones del proceso de entrega y recepción de ambas administraciones.

El contrato con Thirf Comercializadora, con número 135/2017, ampara la compra de cinco equipos con un monto cada uno de 63 mil 793 pesos; aunque de parte de la Secretaría de Salud la empresa recibió 52 millones 111 mil 786 pesos por la adquisición de material de curación.

FINANZAS ENFERMAS

El Secretario de Salud además procederá ante una malversación de 280 millones de pesos detectados durante el gobierno de Javier Duarte de Ochoa, dado que un porcentaje de los recursos se destinaron para la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

“Hoy ya concluimos la primera denuncia por corrupción y está por resolverse. Los medios dieron a conocer un desfalco de prácticamente 280 millones que fueron desviados en gobiernos anteriores, dinero que era etiquetado para compra de medicamentos y equipo médico fueron utilizados en SSP"

Como ejemplo, Ramos Alor enfatizó que al asumir el cargo en la SS “donde se metía el dedo brotaba la pus de la corrupción” y afirmó que integran la información detectada en los departamentos de Salud Pública, Administración y Atención Médica.

De acuerdo con Ramos Alor, las campanas de Flujo Laminar operan actualmente en Río Blanco y el Hospital de Alta Especialidad de Veracruz, aunque en el gobierno anterior se adjudicaron 12 campanas de flujo laminar: 7 para el Hospital Infantil, 4 para el CAE y una para el Hospital Regional de Xalapa.

En el caso del Hospital de Alta Especialidad, este solicitó el cambio de campana por no cumplir con las características requeridas.

“La Dirección de Asuntos Jurídicos analiza procedimientos administrativos en contra de la empresa por incumplimiento; además la actual administración ya compró una campana para el Hospital de Alta Especialidad de Veracruz”, indicó el funcionario.

Entre las deficiencias en los equipos se detectó que la Campana de Flujo Laminar debía ser isotóxica; situación que el proveedor justificó que sí cumple la licitación.

"Una de las campanas de flujo laminar no estaba pensada en el área donde se fuera a ubicar, una de las campanas encuentra en el área de quimioterapias pediátrica, por lo que la campana de flujo laminar debe ser isotóxica, lo que comenta el proveedor es que sí cumple con la licitación" enfatizó.

Las campanas en cuestión proporcionan un ambiente estéril y libre de bacterias, a modo de realizar los compuestos de los medicamentos contra el cáncer.

La deficiencia del equipo, y la falta de medicamentos contra el cáncer, movilizó a principios de octubre a padres de familia del Hospital Infantil de Veracruz, conocida como la Torre Pediátrica del Puerto, al grado de provocar el cierre de vialidades y la promoción de amparos colectivos ante el Poder Judicial de la Federación (PJF).

A partir de los datos revelados acerca de las irregularidades, personajes aprovecharon la contingencia con un interés política. Un ejemplo es el del alcalde de Veracruz, Fernando Yunes Márquez, quien el 15 de octubre ofreció donar una campana de flujo laminar al nosocomio ante la movilización y las quejas de los padres.

Desde este hecho, inició una disputa verbal con el Director del Hospital Infantil, Sócrates Gutiérrez, quien se opuso a la donación y justificó que la Secretaría de Salud (SS) ya había adquirido dicho equipo oncológico, tras las presiones de los padres y madres de los más de 50 menores afectados por dicha carencia.

ygr