ESTADOS

Abusos aumentan, pero gobierno recorta recursos a Derechos Humanos

Matzumoto Benitez señaló que uno de los obstáculos que enfrenta la Comisión radica en el tema presupuestal, pues ello dificulta atender a los afectados

  • CARLOS CAICEROS/ CORRESPONSAL
  • 22/11/2019
  • 21:34 hrs
  • Escuchar
Abusos aumentan, pero gobierno recorta recursos a Derechos Humanos

Xalapa, Ver.- Tras su frustrada aspiración de presidir la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Namiko Matzumoto Benítez iniciará su cuarto y penúltimo año como ombudsperson veracruzana en medio de una reducción al presupuesto del órgano.

De acuerdo con el proyecto de presupuesto para 2020 enviado al Congreso por el gobernador, Cuitláhuac García, se proyecta un importe para el organismo por 59 millones 800 mil pesos, cuando este 2019 recibió 64 millones 797 mil 200 pesos.

Es decir que se reducen recursos por casi 5 millones de pesos, cuando en Veracruz continúan aumentando las quejas por violaciones a Derechos Humanos.

En entrevista, la propia titular de la Comisión señaló que uno de los obstáculos que enfrenta la Comisión radica en el tema presupuestal, pues ello dificulta atender a los afectados por agresiones a sus derechos perpetrados por autoridades.

Comentó que para este año se proyectan un total de entre 10 mil a 11 mil solicitudes de intervención y ante el creciente trabajo para el actual ejercicio fue necesario un incremento presupuestal concedido por la actual LXV Legislatura respecto a 2018 por la misma cantidad que ahora buscan recortarle.

“Es un tema que nos preocupa a quienes estamos aquí en la comisión y por otro lado siempre habrá áreas de oportunidad y uno trata de hacer lo mejor que se puede con lo que se tiene, ha habido un avance importante y una diferencia que se puede notar”

Expuso que los casos de abusos continúan acumulándose en dependencias de la actual administración morenista, especialmente en la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), aunque también en las policías municipales.

Destacan el de una familia mexicoamericana extorsionada en Actopan por policías del Estado; el supuesto caso de abuso sexual a una profesora que laboraba en Tlalixcoyan por elementos de la Fuerza Civil y una supuesta ejecución extrajudicial en Úrsulo Galván, todos sujetos a investigación.

Sin embargo, también se reportan ejecuciones extrajudiciales en ciudades como Xalapa, supuestas desapariciones forzadas, entre otras violaciones a los derechos humanos en esa y otras dependencias públicas.

Con corte a este lunes 18 de noviembre la Comisión suma 9 mil 698 solicitudes de intervención, de las cuales mil 292 procedieron como queja.

En 2018, durante el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, se registraron 10 mil 58 solicitudes y, de este universo, 63.9 por ciento corresponden a orientaciones, 17.4 por ciento a gestorías y, 12.1 por ciento se clasificaron como quejas.

En 2019, ya con el gobierno morenista, la Comisión Estatal de Derechos Humanos suma 62 recomendaciones emitidas, con una tendencia al alza en cuanto a los trabajos de la Comisión. Pese a esto, Cuitláhuac García proyecta reducir su presupuesto para el próximo ejercicio.

En cuanto a los últimos casos que atiende la CEDH sobresalen las desapariciones de comerciantes tianguistas en Ixtaczoquitlán, en las que se señala directamente a policías municipales.

Matzumoto indicó que se abrió la queja oficio número DAV-11-18/2019, además de que se brinda acompañamiento a las víctimas indirectas.

“Se ha hecho un ejercicio abusivo de parte de las fuerzas de autoridad y en aquellos casos donde quede debidamente acreditado pues habrá una recomendación”

Recalcó que la impunidad da el mensaje a los servidores públicos de que pueden continuar con la ejecución de tales actos, sin ser sancionados por su responsabilidad.

“Ha habido quejas tanto de las fuerzas de seguridad estatales como municipales, y este órgano ha emitido diversas recomendaciones: desde un uso ilegítimo de la fuerza hasta por tortura”.

Refirió que la actual encargada de la Fiscalía, Verónica Hernández, ha ofrecido colaboración, por lo menos, para el análisis de las carpetas de investigación, algo que no ocurría con el fiscal general suspendido por el Congreso, Jorge Winckler, quien fue quitado del cargo en septiembre.

De esta manera el gobierno de Cuitláhuac García parece seguir la estrategia que se sigue a nivel federal en el caso de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la cual incluso podría desaparecer.

Pese al nombramiento de Rosario Ibarra de Piedra en el organismo, hay que recordar que las bancadas de Morena en el Congreso de la Unión pretenden crear un nuevo organismo denominado “Defensoría del Pueblo”.

El proyecto, que trabajan junto con el PT en el Senado, establece constituir la Defensoría del Pueblo como organismo nacional de protección de derechos humanos, mismo que supliría a la CNDH, la misma que buscó presidir Matzumoto Benítez.

ASPIRACIONES DE NAMIKO DESATARON CRÍTICAS

Al recorte del presupuesto y el aumento en las solicitudes de intervención, en las últimas semanas la labor de Namiko Matzumoto al frente del organismo se ha visto empañada por su intención de competir por la presidencia de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, misma que finalmente fue otorgada a Rosario Ibarra.

Al participar en la convocatoria salió a relucir su afinidad con Javier Duarte de Ochoa, ya que la presidenta fue propuesta por el entonces gobernador para ocupar la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas (CEAPP), no obstante, la entrevistada defiende sus logros como ombudsperson veracruzana.

Cabe recordar que su puesto en la CEAPP le sirvió para afianzar su aspiración a la titularidad de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, coincidente con la recta final del gobierno de Duarte de Ochoa y con la mayoría del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Congreso del Estado.

El 14 de enero de 2016, en sesión ordinaria de la LXIII Legislatura, Matzumoto Benítez recibió una votación a favor de 35 votos de la asamblea, contra 13 a favor de su rival Rafael Ortiz Castañeda.

La egresada de la Universidad Veracruzana (UV) asumió el cargo por cinco años y con la posibilidad de reelegirse por un periodo más.

Sin embargo, el día de su elección, Namiko Matzumoto recibió severas críticas de los diputados de oposición. Es el caso de la entonces diputada Ana Cristina Ledezma López, quien cuestionó no el perfil de Matzumoto Benítez, sino la falta de resultados como Secretaria Ejecutiva de la CEAPP.

“En lo particular no podemos votar por la doctora Namiko Matzumoto Benítez. No cuestionamos su trayectoria académica, de verdad no la cuestionamos, pero si observamos, que su desempeño en el servicio público, específicamente como secretaria Ejecutiva de la Comisión de Protección a Periodistas, ha dejado mucho que desear. Tal vez, si ella no estuviera en ese cargo, nuestro voto sería distinto”, observó la legisladora de Acción Nacional.

Apuntó que el desempeño de Namiko Matzumoto en la CEAPP contrastaba con la cifra, en ese entonces, de 14 periodistas asesinados en el sexenio de Javier Duarte; sumado a cuatro comunicadores desaparecidos y una veintena más golpeados por la Secretaría de Seguridad Pública.

En su comparecencia ante el Senado, ya en busca del nombramiento en la CNDH, Matzumoto Benítez recibió el cuestionamiento de los legisladores, sobre todo en el tema de su afinidad con Duarte de Ochoa.

Un ejemplo es el de Martha Lucía Micher Camarena (Guanajuato-Morena), quien inquirió a Namiko Matzumoto sobre “qué hizo” ante un gobernador “que probadamente fue un delincuente”.

La entrevistada recordó que defendió que la CEDH emitió 222 recomendaciones, de las cuales 107 corresponden a hechos ocurridos durante el sexenio de Javier Duarte.

Además, se le interrogó por una posible violación de derechos humanos en contra de Duarte de Ochoa, a lo cual, la defensora veracruzana alegó que no conoce a fondo el expediente.

“Está siendo procesado por autoridades federales y en todo caso le correspondería a la Comisión Nacional de Derechos Humanos responder a una queja en ese sentido. Lo que sí sé es que su derecho de defensa está garantizado, porque por las noticias me he enterado que tiene abogados, ese derecho se le ha garantizado, pero no tengo más elementos”, justificó.

El Senado no consideró a la veracruzana en la terna definitiva y la Cámara Alta se decidió por José de Jesús Orozco Henríquez, Arturo Peimbert y por Rosario Piedra Ibarra, quien fue ratificada el 7 de noviembre.

Al respecto, en entrevista Namiko Matzumoto admitió que el participar en la contienda “fue una muy buena experiencia”.

“Creo que todos los procesos en los que decides tu participar, similares a este te deja un aprendizaje y este fue significativo y la experiencia que adquieres, si lo pones al servicio, es una gran oportunidad para mejorar los resultados"

Aceptó que fue “duramente cuestionada” por el Senado, pero recalcó que sus respuestas ante los parlamentarios fueron “absolutamente ciertas”.

“El hecho que tu hayas trabajado con el Ejecutivo de un partido o de otro no te hace necesariamente afín a ese ejecutivo”, agregó y recalcó que su independencia en el desempeño se sustentó con las recomendaciones emitidas durante el Gobierno de Duarte de Ochoa y para los servidores públicos de Miguel Ángel Yunes Linares y en la actualidad, Cuitláhuac García Jiménez.

ygr