ESTADOS

A una semana del asesinato, lo que se sabe del caso Celestino Ruiz

Ocho días después del asesinato del reportero Celestino Ruíz esto es lo que conoce al respecto de las investigaciones y su vida

  • MARCELO L. BERMUDEZ
  • 10/08/2019
  • 15:46 hrs
  • Escuchar
A una semana del asesinato, lo que se sabe del caso Celestino Ruiz

Ha pasado una semana desde el asesinato de Jorge Celestino Ruiz Vázquez, quien fue acribillado por sujetos armados, mientras miraba la televisión por la noche dentro de su vivienda. El asesinato del reportero del Gráfico de Xalapa sucede dentro de un entramado de acusaciones, omisiones y contradicciones por parte de la Fiscalía, la SSP y los directivos del diario.

La noche del crimen

El homicidio ocurrió la noche  del viernes 2 de agosto en la comunidad La Bocanita, del municipio de Actopan. Eran cerca de las 9:30 de la noche, cuando la comandancia de la policía de Actopan recibió el reporte de disparos. Al acudir constataron que el periodista ya había fallecido a causa de las heridas.

Jorge Celestino fue acribillado dentro de su vivienda, la cual también estaba adecuada como tienda de abarrotes.

Reacciones por el asesinato

En las siguientes horas, periodistas, activistas y políticos del estado y de varias partes del país expresaron sus condolencias y condenaron el asesinado de Celestino. Instituciones internacionales, como el Knight Center, dedicadas a la investigación académica sobre periodismo también lamentaron el hecho.

 

Historial de amenazas

Debido a su labor periodística, con la cual denunció constantemente las irregularidades del alcalde de Actopan, José Paulino Domínguez Sánchez.

Además, Jorge Celestino había sufrido dos ataques en su contra: El primer fue el 24 de octubre de 2018 cuando el auto del comunicador fue golpeado por personas desconocidas. El segundo ataque fue el 27 de noviembre de 2018, cuando personas armadas rafaguearon a tiros la fachada de su vivienda así como su vehículo.

Entre la miseria y el miedo

Aparte de la permanente alerta de violencia en su contra, Jorge Celestino Ruiz vivía al día. Lo remunerado por su cobertura periodística en el municipio de Actopan, y otras zonas aledañas, no era suficiente para cubrir los gastos de su hogar.

Celestino no tenía un salario fijo, ni cobraba por nota publicada. Su ganancia salía de una comisión por la venta del periódico El Gráfico de Xalapa. Ganaba un peso por cada ejemplar vendido en las mismas zonas donde reporteaba. Además periódico no le otorgaba ninguna prestación, ni seguro médico.

Consecuencias

Debido a la relación del asesinato con la amenaza constante por parte del alcalde de Actopan, el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, Juan Javier Gómez Casarín, no descartó la posibilidad de separar del cargo al alcalde panista de Actopan, José Paulino Domínguez.

Esto luego de conocerse la denuncia que el reportero tenía en contra del munícipe, debido a las amenazas y ataques previos en su contra. El diputado también dijo que si se daba el desafuero, quedaría en manos de la Fiscalía hacer las investigaciones correspondientes y vincular al alcalde con el asesinato.

La investigación

El Fiscal General del Estado, Jorge Winckler, informó en conferencia de prensa, que fueron dos los atacantes quienes asesinaron a Celestino. Uno con un arma larga le disparó desde la puerta de su vivienda, y el segundo entró a rematarlo con una pistola.

Así mismo reveló que la Secretaría de Seguridad Pública había dejado de proteger al periodista, quien tenía asignada una escolta de Policías Estatales, debido a la denuncia por amenazas, por lo que en la investigación se incluye esta omisión.

Al respecto el titular de la SSP, Hugo Gutiérrez Maldonado defendió a su institución refiriéndose a que la Fiscalía les dio mal la dirección del periodista, sin embargo la versión de los familiares coincide con la fiscalía: los policías dejaron de cuidar permanentemente la casa y solo daban rondines cada cierto tiempo.

Sobornos

Según lo declarado en la carpeta de investigación, el director del diario El Gráfico de Xalapa, José Luis Poceros había sido interlocutor del alcalde Paulino Domínguez, al informarle a Celestino Ruiz, que le ofrecían 10 mil pesos por dejar de publicar “en contra” del ayuntamiento.

El director del diario no acudió a declarar como le solicitó la Fiscalía, por lo que su testimonio aún está pendiente.

Jorge Celestino no aceptó el dinero que le fue ofrecido quince días antes de su asesinato. El asesinato deja una familia incompleta y con miedo, a un pueblo sin voz y una serie de preguntas que aún no tienen respuestas.