ESTADOS

A sus 62 años, Josefina sobrevive a la pandemia con el turismo

En la Semana Santa, que era una de las temporadas más fuertes para Josefina, sólo alcanzó 50 por ciento de ventas que tenía contempladas

  • Inés Tabal G.
  • 11/04/2021
  • 20:16 hrs
  • Escuchar
A sus 62 años, Josefina sobrevive a la pandemia con el turismo
Las palapas vacías que se encuentran frente a ella demuestran que hoy no logró convencer a ningún turista para que entrara a la playa.

Es el último día de vacaciones de Semana Santa y Josefina dice que solo colocó cuatro sombrillas de las más de 10 que antes de la pandemia solía poner en la playa Regatas del municipio de Veracruz.

Las palapas vacías que se encuentran frente a ella demuestran que este día no logró convencer a ningún turista para que entre a la playa.

Protegiéndose del sol con una gorra y camisa que le cubre todo el rostro, Josefina pasa todo el día en la zona costera del bulevar Manuel Ávila Camacho, su piel curtida por el sol es la prueba fehaciente de los años que lleva trabajando en esta área.

La mujer de 62 años sobrevive ante las pocas ventas que todavía persisten debido a la emergencia sanitaria de la covid-19, que afectó en gran medida a los prestadores de servicios turísticos, que como Josefina tuvieron que suspender actividades durante más de seis meses.

La Semana Santa que era una de las temporadas más fuertes para ellos, solo alcanzó 50 por ciento de las ventas que tenían contempladas.

"Aparte de que se vino el mal tiempo, fueron dos días de mal tiempo y haga de cuenta que la gente no bajó como esperábamos", comentó.

El frente frío que entró a inicios de las vacaciones fue otra de las cosas que dañaron sus ingresos, así como los protocolos de seguridad que los obligaban a desalojar a los turistas de las playas a las seis de la tarde.

"Para nosotros las mejores ventas son en la tarde, entonces bajó muchísimo el nivel de trabajo, los segundos dos días ya la gente decía que no quería pagar tanto, por el cierre de playas", dijo

Debido a eso tuvieron que bajar los precios de las palapas, ya que la mayoría de los turistas resistían a pagar la misma cantidad por menos tiempo.

Por su edad le es difícil buscar otro trabajo

Hace cinco años llegó de Orizaba a buscar mejores oportunidades de empleo, pues admite que por su edad era muy difícil que la contrataran.

"Ya no puedo trabajar en otra cosa por mi edad y no tengo ninguna ayuda, pago renta mil pesos, con mi ahorro, cuando nos iba bien pues ahorra uno y con eso va uno saliendo del problema", aseguró.

Por cada palapa que renta se lleva solo 20 pesos de propina, cuando los días son buenos suele alcanzar los 200 pesos, otros como hoy si logra rentar las cuatro sombrillas que colocó podrá llevarse a casa 60 pesos.

-¿Qué tan difícil es vivir del turismo ahorita en pandemia?

-Es difícil porque hay veces en las que no nos llevamos nada, tengo mis hijos, pero pues también pasaron por lo mismo porque se quedaron sin trabajo, no había trabajo y aunque quieran ellos también van al día.

Covid causó daños al turismo

Durante el primer semestre del 2020 ingresaron al país trece millones de turistas internacionales, lo que representa una disminución de 41.2 por ciento, comparado con el mismo lapso de 2019.

En tanto que el ingreso de divisas fue de cinco mil 786 millones de dólares, 51.5 por ciento menos que lo registrado el año pasado, según la Secretaría de Turismo (Sectur).

También en el primer semestre de 2020, arribaron a México 4.9 millones de turistas internacionales vía aérea, lo que representa una baja de 53.1 por ciento, comparado con el mismo periodo del 2019.

En tanto que el gasto medio de estos visitantes fue de mil 31.6 dólares, con un leve incremento de uno por ciento.

Mientras que para el 2021 la Sectur prevé que cerrará con 30 millones 400 mil  turistas internacionales, 23 por ciento superior a lo alcanzado el año pasado, el primer año de la pandemia por covid-19.

Hasta el momento en el estado de Veracruz los meses de diciembre y el puente del Natalicio de don Benito Juárez, los prestadores de servicios turísticos como Josefina notaron un ligero incremento en las ventas, pero afirman que siguen sin recuperarse de la pandemia.

ac