MUNDO

Falta de solidaridad en Europa deja a migrantes a la deriva en altamar

Organizaciones piden a Europa presten asistencia humanitaria a los 507 inmigrantes recientemente rescatados por los buques Open Arms y Ocean Viking

  • EFE
  • 13/08/2019
  • 14:51 hrs
  • Escuchar
Falta de solidaridad en Europa deja a migrantes a la deriva en altamar
507 inmigrantes recientemente rescatados por los buques Open Arms y Ocean Viking, pero que siguen en alta mar. (EFE)

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) hizo hoy un llamamiento a los gobiernos europeos para que permitan el desembarco y presten asistencia humanitaria a los 507 inmigrantes recientemente rescatados por los buques Open Arms y Ocean Viking, pero que siguen en alta mar.

"Muchos son supervivientes de terribles abusos en Libia y proceden de países origen de muchos refugiados. Necesitan asistencia humanitaria y algunos han expresado su intención de solicitar protección internacional", señaló la organización con sede en Ginebra en un comunicado.

El enviado especial de la agencia para el Mediterráneo Central, Vincent Cochetel, añadió que el desembarco es urgente ya que se prevé un empeoramiento del tiempo con tormentas en la zona donde se encuentran los migrantes.

"Abandonar en alta mar a gente que ha huido de la violencia de Libia con este tiempo significaría causarles aún más sufrimientos", destacó Cochetel.

De los 507 inmigrantes, 151 se encuentran a bordo del Open Arms, fletado por la ONG española homónima, y 356 en el Ocean Viking, patrocinado por Médicos sin Fronteras y SOS Mediterranéen.

"Se debe facilitar inmediatamente un puerto seguro y repartir la responsabilidad entre los diferentes Estados para acogerlos una vez hayan desembarcado", insistió el comunicado de ACNUR.

El organismo de Naciones Unidas recordó que recientemente los migrantes en la zona han sufrido dramas como el bombardeo a un centro de detención en las afueras de Trípoli (con medio centenar de muertos) o el fallecimiento de otros 150 en el peor naufragio ocurrido en el Mediterráneo central en lo que va de año.

El ministro del Interior de Italia y líder del partido ultraderechista Liga, Matteo Salvini, instó hoy a que el barco de Open Arms ponga rumbo a España y aseguró que está trabajando para evitar el desembarco de los inmigrantes en su país.

LA CE

Por lo que La Comisión Europea (CE) insistió este martes en que no puede hacer más por los inmigrantes a bordo del barco de la ONG española Open Arms mientras los países de la Unión Europea (UE) no respondan a su llamada a la solidaridad y propongan una solución para el desembarco o reubicación de estas personas.

Ningún Estado miembro ha solicitado todavía al Ejecutivo comunitario que coordine estas labores y Bruselas no tiene competencia para dictar dónde deben desembarcar los 151 inmigrantes rescatados en el Mediterráneo, que llevan más de 12 días en el navío de la ONG a espera de que algún país le autorice a atracar en sus puertos.

A ellos se suman las 356 personas rescatadas por el barco Ocean Viking, fletado por las ONG Médicos sin Fronteras y SOS Mediterranée, que se encuentra en la misma situación.

"Encontrar una solución depende de la voluntad de los Estados miembros para participar en los esfuerzos de solidaridad. No tenemos competencias para indicar los lugares para el desembarco o coordinar las operaciones de búsqueda y rescate", dijo la portavoz comunitaria Vanessa Mock, que reiteró la postura que Bruselas mantiene desde la semana pasada.

La portavoz insistió en que la Comisión continúa "siguiendo de cerca" la situación en el Mediterráneo y que está en "estrecho contacto" con los Estados miembros, y ha reiterado su llamada a los países para "mostrar solidaridad y contribuir a una solución rápida".

"No hay nada más que podamos hacer desde el lado de la Comisión Europea más allá de lo que ya hemos hecho", reiteró.

El Ejecutivo comunitario está en contacto con los Estados miembros para explorar las opciones en caso de que finalmente se proceda a una reubicación de los inmigrantes entre los países europeos, en los que se ha abordado también la situación del Ocean Viking, según informó la portavoz.

Por el momento, sin embargo, ningún país se ha ofrecido para acoger a los 507 inmigrantes. Solo Malta ha aceptado recibir a 39 de los últimos rescatados por el Open Arms.

De hecho, el ministro italiano del Interior y líder del partido ultraderechista Liga, Matteo Salvini, ha instado este martes a que el barco de Open Arms ponga rumbo a España y ha asegurado que está "trabajando" para evitar el desembarco de los inmigrantes en su país.

Con respecto al Ocean Viking, ha declarado que "Libia ha mostrado su disponibilidad a ofrecer un puerto de desembarco", a pesar de que este país africano, en guerra desde 2011, no es considerado un puerto seguro por numerosos entes internacionales.

En declaraciones a Efe, fuentes comunitarias recordaron que España ha participado previamente hasta en cuatro ocasiones en esfuerzos de solidaridad de los países coordinados por la CE y en la reubicación de migrantes rescatados por ONGs en el Mediterráneo central y desembarcados en Italia.

"Considerando que estas reubicaciones tienen lugar de manera voluntaria y a través de contactos bilaterales entre Estados miembros, con la Comisión ofreciendo apoyo, los Estados miembros son los mejor emplazados para proporcionar información detallada", subrayaron las fuentes.

Por otra parte, las fuentes dijeron que España ha aceptado desembarcar barcos con migrantes rescatados en el Mediterráneo central en dos ocasiones: en junio y julio de 2018.

Por lo que se refiere al desembarco de junio, incluido el del barco Aquarius, Francia se había ofrecido a reubicar a los migrantes a bordo y, en esa ocasión, no se solicitó a la CE coordinación, recordaron las fuentes, y tampoco en el caso de julio, que implicó al Open Arms. EFE


MJP