ESTADOS

Plagian a esposo de intendente y taxista en región de Orizaba

El primer caso ocurrió en las puertas del CETIS 146 de Río Blanco

  • Sergio Ramírez
  • 13/08/2019
  • 17:00 hrs
  • Escuchar
Plagian a esposo de intendente y taxista en región de Orizaba

Orizaba, Ver. - Este martes dos personas fueron privadas de su libertad en la región de Las Altas Montañas. Las víctimas, el esposo de una intendente de una preparatoria y un taxista, quienes fueron plagiados en los municipios de Río Blanco y Orizaba, respectivamente.

El primer caso ocurrió en las puertas del CETIS 146 de Río Blanco. Allí, el esposo de una intendente fue encañonado por sujetos desconocidos cuando él pasaría por su cónyuge al final de su turno de trabajo. El hombre fue llevado por la fuerza a bordo de un vehículo particular.

Estos hechos ocurrieron a las 7 de la mañana y de acuerdo con personal de esa casa de estudios, el infortunado habría sido confundido con un profesor, ya que la trabajadora y su marido son personas de escasos recursos por lo que el móvil no pudo ser económico.

Entre los docentes cundió la preocupación por esa situación, tanto por la suerte de la víctima como por la posibilidad de que esto se pueda repetir contra profesores y administrativos, que reiniciaron actividades este 12 de agosto.

Se desconoce si ante las autoridades correspondientes se interpuso alguna denuncia por esa situación.

Otra situación similar se vivió en Orizaba, sujetos desconocidos privaron la libertad del conductor del taxi número nueve, el cual estaba estacionado afuera del Hospital de Especialidades del Seguro Social.

El nombre del conductor es Marcos. Al sitio de taxis acudieron familiares a preguntar por él, ya que dijeron no les era posible localizar a su pariente. Posteriormente se informó que el taxi fue encontrado abandonado en la colonia El Águila, del municipio de Nogales.

Trabajadores del volante expresaron su malestar por estos hechos, ya que hace una semana otro de sus compañeros, en esa ocasión de Río Blanco, fue secuestrado.

De ese caso sus captores pidieron a la familia 500 pesos y tras negociar con ellos la familia dio dinero y un vehículo y el conductor fue liberado como a los tres días.

Los taxistas no descartaron la posibilidad de una movilización toda vez que asaltos y secuestros están imparables en contra de este gremio mientras que el gobernador del estado no les da la cara.