ESTADOS

‘Acto de corrupción’ dejaría libre a uno de los Porkys

En entrevista, Javier Fernández, el padre de la víctima, indicó que la libertad con pago de fianza de uno de los Porkys de Costa de Oro se debe a la corrupción

  • VÍCTOR M. TORIZ
  • 12/08/2019
  • 13:54 hrs
  • Escuchar
‘Acto de corrupción’ dejaría libre a uno de los Porkys

La sentencia de cinco años que se dictó en contra de Diego Cruz, uno de los “Porkys de Costa de Oro”, por el delito de pederastia que le permitiría salir libre con el pago de una fianza de 15 mil pesos, fue calificada como un acto de corrupción por Javier Fernández, el padre de la víctima.

“Es un acto de corrupción manifiesta, es imposible no poder verlo, no poder no llegar a esa conclusión, es aberrante, no podemos permitir que el sistema siga permitiendo esto, que va en contra de la víctima de los intereses de cualquier ciudadano que pueda poner una denuncia, estamos en manos de estos individuos corruptos que se prestan para estas acciones”, declaró en el noticiero matutino de Ciro Gómez Leyva sobre la decisión del juez.

En entrevista telefónica lamentó que el juez haya decidido retirar las agravantes de la acusación expuestas y documentadas en el expediente que integró la Fiscalía General del Estado (FGE).

Señaló que el criterio del juez es equiparable al amparo que emitió el magistrado Anuar González Hemadi en 2017 para proteger a Diego Cruz, uno de los cuatro jóvenes acusados de violar a una menor de edad.

“Le quitaron todas las agravantes, lo han seguido favoreciendo como ha sido en todo el proceso, hemos pasado por muchas historias y otra vez con esta sentencia lo favorecen, le quitan todas las agravantes y queda en una sentencia mínima que le da la posibilidad de salir bajo fianza con 15 mil pesos”.

Javier Fernández, quien anteriormente afirmó que el ataque en contra de su hija obligó a cambiar la residencia de su familia y desarrollar sus actividades empresariales fuera del estado de Veracruz, señaló que se mantendrá al tanto de la determinación que tome el Tribunal Superior de Justicia, en donde se presume existe protección sobre la sentencia emitida por el juez.

“Vale la pena poner especial atención a esta sentenci8a porque me preocupa muchísimo que el Tribunal Superior determine que, si prospere, cuando este individuo tenía todos los agravantes como pederastia agravada y se consideró bajo su propio juicio que no es un delito grave”.

El caso de los “Porkys de Costa de Oro” tomó notoriedad en el plano nacional en el 2015, luego de que se denunció a cuatro jóvenes por abusar sexualmente de una menor de edad en un domicilio de la zona residencial de Boca del Río.

Por el caso se logró la detención y sentencia de Diego Cruz y Enrique Capitaine, mientras que Jorge Cotaita se mantiene prófugo de la justicia desde hace tres años, con una ficha roja de la Interpol para apresarlo en el momento que sea identificado en el extranjero. El otro joven, Gerardo Rodríguez fue absuelto.

“Que se cumpla la ley, es lo único que he pedido, pero es un camino muy largo y doloroso, un precio muy alto que hemos estado pagando y hemos llegado a esto, otra vez tenemos aquí una barrera con esta sentencia, que por supuesto no estoy de acuerdo, ya apelamos esta sentencia y vamos a ver que decide el Tribunal Superior”, aseveró en la entrevista radiofónica Javier Fernández.